Tipo

Política Gurú

Noticias

En el Palacio Nacional, la frase «Presidente que devalúa, se devalúa» de José López Portillo resuena mientras Andrés Manuel López Obrador se esfuerza por mantener el tipo de cambio por debajo de los 20 pesos por dólar. López Obrador ha promovido la narrativa del «super peso» como un indicador de una economía fuerte y confiable para los inversores. Este logro se ha destacado repetidamente en sus conferencias matutinas, con el peso alcanzando niveles de 16 unidades por dólar en su mandato.

Te puede interesar: Alemania Debutó en la Eurocopa con una Exhibición Ante Escocia

El peso mexicano sorprendió al mercado, que había comenzado el sexenio con pesimismo. Incluso superó momentos de alta volatilidad, como la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, cuando el dólar alcanzó los 25 pesos, y la pandemia. La fortaleza del peso se debe a varios factores, incluyendo el diferencial de tasas entre México y Estados Unidos, el aumento de las remesas, la Inversión Extranjera Directa (IED) y una macroeconomía sólida que disipó los temores de una rebaja en la calificación crediticia. También contribuyó la caída del índice dólar y el reacomodo de portafolios debido a tensiones geopolíticas.

Sin embargo, tras el triunfo de la 4T en las elecciones del 2 de junio, el peso comenzó a debilitarse, preocupando al presidente. Aunque el nivel actual del peso, de 18.45 por dólar, sigue siendo cómodo para el gobierno, ya que alivia algunas presiones para el sector exportador y está por debajo del nivel al que recibió el gobierno de Enrique Peña Nieto (20.36 pesos por dólar).

Síguenos en Instagram para mantenerte siempre informado

López Obrador se enfrenta a temores similares a los que acosaron a López Portillo hace 40 años. Por eso, ha emitido mensajes de calma, destacando que el peso sigue siendo la divisa que más se ha apreciado frente al dólar. Presume que su sexenio podría ser el primero sin una devaluación significativa. Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, la divisa se depreció un 56.81 %, mientras que en el actual sexenio ha ganado más del 16 %. Aun así, con casi tres meses restantes en su mandato, la incertidumbre persiste.

El escenario más pesimista de los especialistas prevé un tipo de cambio de 20 pesos por dólar, similar a los 20.36 al final del mandato de Peña Nieto. Sin embargo, el gobierno todavía cuenta con varios factores a su favor, como las altas tasas de interés, la intervención de Banxico y la entrada continua de dólares. La capacidad de AMLO y Claudia Sheinbaum para calmar las preocupaciones sobre las reformas que se discutirán en septiembre también será crucial.

Fuente LPO

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *